Política de seguridad del paciente

 

La Clínica Sagrado Corazón considera la seguridad del paciente como la más relevante dimensión de calidad de su proceso de atención clínica, por lo tanto promueve la cultura de seguridad en sus colaboradores, pacientes y familias y desarrolla acciones de capacitación encaminadas a la identificación, prevención y gestión de riesgos relacionados con el proceso de atención en salud.

La alta gerencia se compromete a diseñar e implantar medidas de prevención de eventos adversos, así como su reporte y gestión en caso de que se presenten, garantizando la dotación de los recursos e insumos necesarios para la seguridad del paciente en cada uno de los procesos institucionales.

Estamos convencidos que para mejorar la seguridad de los usuarios se precisa la gestión de los siguientes lineamientos:

Adopción de un modelo de seguridad del paciente: El cual se fundamenta en la guía de buenas prácticas para la seguridad del paciente del Ministerio de Salud y Protección Social y sus paquetes instruccionales.
El equipo referente para la seguridad clínica, se compromete con el despliegue del modelo institucional de seguridad del paciente, el análisis de los reportes de eventos adversos realizados en el aplicativo institucional acorde al protocolo de Londres.

Cada uno de los colaboradores, con una atención basada en la evidencia, una adecuada gestión y control de recursos, sigue los lineamientos establecidos en las guías clínicas y protocolos de atención basadas en evidencia científica; frente a las cuales se realiza evaluación y actualización periódica para garantizar la pertinencia, efectividad y seguridad en la atención de los pacientes.

La seguridad es uno de los pilares del modelo de planeación estratégica institucional, por lo cual la alta dirección desde la planeación anual se compromete con el desarrollo de todas las actividades relacionadas con el enfoque, despliegue, implementación y verificación de políticas, programas y procesos relacionados con la Seguridad del Paciente. En conjunto con las políticas de calidad, humanización, deberes y derechos, seguridad y salud en el trabajo, No reúso y de uso de antibióticos se busca garantizar la seguridad del paciente durante todo el proceso de atención.

Al generar cultura de la seguridad dentro de la institución se orienta, educa y entrena al paciente y su familia en el auto cuidado de tal manera que participen activamente del proceso salud enfermedad y sean veedores de la seguridad de los procesos de atención.